Depilación Eléctrica

La depilación eléctrica es un sistema de depilación, extracción del vello desde la raíz, que consigue la eliminación del vello de cualquier tipo (grueso, fino), de cualquier color (rubio, oscuro, canas)image y en cualquier zona del cuerpo.

La eficacia de este sistema está mundialmente reconocida. Ahora que tenemos la luz pulsada y el láser, la demanda se ciñe casi estrictamente al vello facial, porque es más efectiva que estas otras técnicas, pero es una aliada perfecta de la foto-depilación y el láser también en zonas corporales, para acabar de “limpiar” el vello restante, imposible de eliminar tras el tratamiento.

Especialmente indicada para el vello facial, consigue erradicarlo tras un tratamiento de aproximadamente un año. El otoño y el invierno son las mejores épocas del año para empezar, ya que al principio las sesiones serán más frecuentes (una o dos a la semana) y es importante que la zona esté protegida de los rayos del sol. Aproximadamente un mes después de empezar con la depilación eléctrica, se notan los primeros resultados, pudiendo bajar la frecuencia de las sesiones a una semanal, y progresivamente se irán espaciando, pues el vello se habrá debilitado mucho y habrá desaparecido en gran parte.

Si estás pensando en empezar este tratamiento, no lo dudes, ésta es la mejor época del año.

Más de 20 años de experiencia nos avalan. Si todavía te queda alguna duda, contacta con nosotras,  nos encantará ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *